Categorías
cine Películas reseña

“Brazil”: el 1984 del gran Terry Gilliam

Si aún no la has visto, éste es el momento. Una joyita cinematográfica.

Dirigida por Terry Gilliam en el año 1985 y protagonizada por Jonathan Pryce, Kim Greist, Iam Holm, Bob Hoskins y Robert De Niro. 

La histórica ocurre en un futuro distópico, inspirado en las famosas novelas 1984 de George Orwell y La Metamorfosis de Franz Kafka. 

Ésta es la vida de Sam Lowry, un empleado de tercera categoría en una máquina burocrática que mueve (o paraliza) a una distopía opresiva, inhumana, hundida por la ineficiencia y amenazada por el terrorismo.

Por un error ocurrido cuando una mosca (haciendo referencia a los bugs del software) cae en una máquina de escribir, cambiando el nombre de un peligroso terrorista llamado Tuttle a Buttle (botella en español), asesinando por error al hombre equivocado.

Como oficialmente no existen errores en ese sistema burocrático, nadie quiere hacerse cargo. Cuando envían a Lowry a llevar un cheque a la familia del asesinado por error, Sam se encuentra con Jill, que es literalmente la mujer de sus sueños; sin embargo, ésta huye.

Para poder acceder a información sobre ella, el personaje debe verse sometido a los deseos de su madre, una mujer poderosa y narcisista que quiere que su hijo avance en su carrera, a pesar de los pocos deseos de éste.

Al acceder a subir de puesto, el personaje principal decide investigar acerca del error cometido y se ve involucrado junto con Jill en una confusión en donde se los considera una amenaza para el sistema.

Durante todo el filme, Sam Lowry tiene sueños lúcidos para escapar de su realidad, confundiendo al espectador, nunca sabiendo si lo que uno está observando es la realidad o un sueño. 

Ésta película contiene numerosos temas complejos y sutiles e ideas que dificultan un seguimiento lineal de la trama, pero que contribuyen a crear un filme rico que puede ser visto en varias ocasiones. Posee una importante riqueza visual presentando una visión inusual del futuro y con imágenes oníricas que admiten diferentes interpretaciones.

El título del filme es un término tomado de la famosa canción Aquarela do Brasil escrita por el compositor Ary Barroso en 1939.

Terry Gilliam concibió este film como parte de su Trilogía de la imaginación, que trata sobre “la locura de nuestra sociedad desagradablemente ordenada y el deseo de escapar de ella de cualquier manera que sea posible”. Las otras dos películas de la trilogía son Time Bandits (1981) y The Adventures of Baron Munchausen (1988)

¡Te dejamos el trailer por si aún no la has visto!

Por corazondecamaron

Fan de casi todo. Adicta al vino y las papas fritas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s