Categorías
Sin categoría

Citizen Kane: Un clásico que nunca envejece [SPOILERS]

¡Esta película de 1941, aún hoy continua sorprendiendo!

Corría el año 1941, cuando el por entonces joven director Orson Welles, estrenaba su primer éxito, de nombre Charles Foster Kane. La misma parodiaba al magnate William Randolph Hearst, dueño de 28 grandes empresas de imprenta.

La película comienza con un Kane moribundo, quién al morir pronuncia la palabra «Rosebud…». Su muerte hace revuelo en todo el mundo y esta palabra resuena en la cabeza de un periodista llamado  Jerry Thompson.

Thompson, al resultar tan intrigado por saber, como fue que una persona tan relevante como había sido Charles Foster Kane, murió completamente solo. Ahí fue donde conoció esta palabra, cuyo el significado le significó una incógnita aún mayor, es entonces cuando comienza a indagar sobre que fue de la vida de este gran magnate.

En así que a través de distintas entrevistas, que le realiza a los allegados de Kane, se nos presentan una serie de flashbacks, donde apreciamos como Charles Foster Kane, pasa de ser un inocente niño a terminar corrompiéndose con el paso de los años.

Es por esto que esta historia es relatada en tercera persona, es decir, nosotros nunca tenemos información sobre el magnate de primera mano.

Thompson en principio intenta entrevistar a quien fue la segunda mujer de Kane, Susan Alexande, pero ella, lamentando un pasado que la llevo a las penumbras del alcohol, lo rechaza. Luego de la frustración, acude a las memorias de quien fue el primer su primer tutor, Walter Parks Thatcher. Allí descubre la infancia de Kane, quien no nació con las mayores comodidades pero, resultó que una terreno sin valor, que su madre adquirió en Colorado, era la tercer mina de oro más grande del mundo. Por lo que pronto su madre se hizo multimillonaria y envió a Kane junto a Tatcher para que este sea su tutor.

El periodista, a su vez, conoce a Jedediah Leland, quien fue el mejor amigo, es por él que conce más de la oscura vida empresarial de Charles. Leland y Kane, hacia ya años que no se hablaban, debido a una traición que Kane le tendió pero, ayudar a Thompson, es algo que lo hace añorar a su amigo.

Luego vuelve a intentar con Susan por segunda vez, teniendo suerte, ella le cuenta que su matrimonio con Kane fue de lo más desastroso, describiéndolo como si hubiese sido una mentira, donde él la utilizaba para conseguir un ascenso en la política y en reiteradas ocasiones la había engañado.

Finalmente el periodista, termina en la mansión de Kane, sintiendo la soledad que atormentaba al magnate y ahí entiende, que Ruseband, no era más que un juguete que Kane añoraba de su infancia.

Anuncios

Es en este punto, una vez que ya he relatado todos los sucesos del film, donde se genera una pregunta.

¿Por qué este film es tan relevante? Porque con los años, causa siempre la misma sorpresa. Un film donde el protagonista apenas nos cuenta sobre su vida pero a la vez nosotros conocemos todo sobre él. Donde todo son recuerdos, nada parece ser información totalmente certera pero a la vez, todo parece cobrar sentido. En fin, narré esta historia porque, cuando uno ve la película siente que está uniendo toda la información que Thompson necesita para responder a sus dudas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s